Escrito sobre el remito

La utilización de un remito se utiliza en el momento en que se precisa que un cliente dé lugar a una constancia documentada sobre haber recibido unos determinados artículos o mercadería.

En este recurso que permite documentar las diversas entregas, se requiere que ese individuo quien efectúo el recibimiento de la mercancía, reconozca que así ha sido de manera correcta a través de su firma, y a partir de este momento, el vendedor estará en todo el derecho de pasar al acto de cobro, y el cliente por supuesto queda con su presente obligación de pagar por la mercadería.

Al remito también se le denomina nota de remisión, que difiere de un concepto relacionado que es la nota de credito, otro documento comercial que puedes conocer haciendo clic en el enlace.

Y teniendo en cuenta lo del párrafo anterior, puede emplearse el remito incluso en los casos en los que no se ha extendido una orden de compra, y de esta manera también puede en los casos en los que la mercancía ha sido entregada antes de la facturación, servir como un pilar para la creación –o confección– de la factura.

ejemplo de remito

Ejemplo de remito

Como ven, este es otro documento con su debida función específica en el comercio, que es sencillo de conocer. Sin embargo, como he comentado en ocasiones anteriores, siempre es recomendable fijarse en fuentes alternas para profundizar en cada caso.

Otras cosas a tener en cuenta

En los remitos se deben incluir ciertos datos importantes como son; la fecha en que se emite, en caso de utilizarse comprobantes como la nota de venta y la orden de compra hay que colocar sus respectivos números, destino de la entrega, descripción de la mercadería, la marca en la parte superior central de la “R”, la leyenda que indique que la nota de remisión no es válida como una factura ordinaria, entre otras cosas.

Comments are closed.